Buscar disponibilidad     Destinos   Actividades   Inicio   Contactar  
 
Opciones
- Más sobre Trujillo
- Otros monumentos
- El Chíviri
- Turismo rural en Extremadura
 
 
Enlaces
- Casas rurales
- Disponibilidad Online
- Casas rurales, apartamentos y hoteles rurales
- Viajar y turismo rural
- Central Reservas
- Turismo Extremadura
- Turismo activo
- Casas de la Sierra
- Valle del Jerte
- Casas rurales en el valle del Jerte
- Turismo Jerte
- Casa rural Parra
- Casa rural el Cerrillo
- Vallecereza
- Valle del Ambroz
- Turismo rural en sierra Montanchez y Tamuja
- Sierra de San Pedro
- Casas rurales en Sierra de San Pedro.
 
     
 
 
LA PLAZA MAYOR de Trujillo
 
 

De izquierda a derecha.Vista de la plaza mayor de Trujillo. Palacio de la Conquista.

 
 
La plaza mayor de Trujillo hará las delicias de los amantes del buen turismo cultural.

Todos los caminos trujillanos confluyen en su Plaza Mayor, centro neurálgico de la ciudad, rodeada de edificios de interés de enorme belleza.

En el centro de la Plaza destaca la estatua ecuestre de bronce de Francisco Pizarro, conquistador del Perú, obra del norteamericano Charles Rumsey.

Trujillo fue poblada tras su reconquista por ilustres linajes, en su mayoría procedentes del norte de la península:

Los Chaves; Los Bejarano, originarios de Beja (Portugal); Los Vargas; Los Orellana; Los Altamirano, procedentes de Altamiro (Ávila); Los Añasco; Los Tapia; etc.

En esta época de estirpes y linajes, donde para aumentar las posesiones y mejorar los linajes eran muy habituales los matrimonios obligados y de conveniencia, lo eran también y por esa causa las infidelidades y los hijos ilegítimos. Uno de los más ilustres y famosos ilegítimos fue el Trujillano: Francisco Pizarro.

Pero dejando a un lado la estatua de Pizarro, de quien se puede saber más acudiendo a su Casa Museo, una Casa solariega situada en plena parte antigua de Trujillo, hablaremos de los templos que a la Plaza asoman:

La Iglesia de la Sangre
, de estilo barroco, que fue patrocinada por el inquisidor de Granada y Cordoba, Gabriel Pizarro, quien está enterrado en ella, destacable por su cimborrio construido en ladrillo.

La Iglesia de San Martín de Tours, de estilo gótico-renacentista, iniciada en el S. XIV y terminada en el S. XVI. Se trata de una majestuosa obra de arte, con una admirable bóveda de crucería. Esta iglesia era el lugar de reuniones del Concejo de Trujillo. Destacan en ella dos cosas: su valioso y hermoso Órgano barroco, del S. XVIII, con una bella trompetería exterior y su Pila románica situada en el baptisterio. En su exterior es famosa la puerta de trazos góticos denominada de las limas, ya que está decorada con este fruto.

Palacio de la Conquista, de estilo plateresco, construido en el S. XVI por Hernando Pizarro, en el que destaca un artístico balcón de esquina decorado con motivos platerescos. Los bustos que aparecen en alto relieve son los de Francisco Pizarro e Inés Huylas Yupanqui, así como los de Francisca Pizarro y Hernando Pizarro. Este edificio sirvió muchos años como lugar en el que se alistaba la gente para ir al Perú.

Palacio de los Vargas-Carvajal , también conocido como Palacio de los Duques de San Carlos. Iniciada su construcción en el S. XVI, pero con varias reformas posteriores. También tiene balcón de esquina decorado con dos águilas bicéfalas. Desde 1960 se ubica aquí un convento de las Jerónimas.

Palacio de los Chaves-Cardenas , también conocido como Casa del Peso Real, debido a que en ella se pesaba harina, trigo y cebada. Se trata de una construcción de estilo gótico pero con detalles renacentistas. Destaca en su fachada las columnas torsas y salomónicas terminadas en pináculos, muy propios del gótico manuelino.

Palacio de los Marqueses de Piedras Albas , sobre los soportales de la plaza y de estilo renacentista, fue construido en el S. XVI, por Pedro Suárez de Toledo. Tiene influencia del arte florentino en su galería de tres arcos. Se remata con crestería gótica.

La Casa de las Cadenas , llamada así por la cadena que adintela su puerta, símbolo y representación del derecho de asilo concedido por Felipe II, quien se hospedó allí en 1583. En esta casa podemos ver la Torre del Alfiler, edificada en el S. XIV, llamada así porque la remata una varilla metálica, cuenta la torre con un remate de crestería gótica.

 

 
     
Web desarrrollada por RuralGest -@2006- El mayor número de casa rurales