Buscar disponibilidad     Destinos   Actividades   Inicio   Contactar  
 
Opciones
- Mapa de situación del arco de cáparra
- Turismo rural en Extremadura
 
 
Enlaces
- Casas rurales
- Disponibilidad Online
- Casas rurales, apartamentos y hoteles rurales
- Viajar y turismo rural
- Central Reservas
- Turismo Extremadura
- Turismo activo
- Casas de la Sierra
- Valle del Jerte
- Casas rurales en el valle del Jerte
- Turismo Jerte
- Casa rural Parra
- Casa rural el Cerrillo
- Vallecereza
- Valle del Ambroz
- Turismo rural en sierra Montanchez y Tamuja
- Sierra de San Pedro
- Casas rurales en Sierra de San Pedro.
 
     
 
 
CÁPARRA, CIUDAD ROMANA
 
  De izquierda a derecha. Arco romano de cáparra. Detalle de escavaciones. Las escavaciones que actualmente se realizan junto al arco romano están descubriendo la que en otro tiempo fue la ciudad de Cáparra. .

 
 
Este arco es uno de los elementos emblemáticos de Extremadura. Se utiliza como icono representativo

Las ruinas de la ciudad romana de Cáparra se encuentran en el norte de la provincia de Cáceres, en plenas vegas del río Ambroz, concretamente entre los términos de Oliva de Plasencia y Guijo de Granadilla, en la dehesa conocida como Casablanca.
En Cáparra es fácil encontrar multitud de restos romanos que afloran a la superficie. Pero de todos los elementos, el más famoso es su Arco Romano.

Tiene abundantes inscripciones en muy buen estado de conservación.
Cáparra pertenecía al pueblo, llamado Caparensis. El autor Plinio cita al pueblo de los caparenses como habitantes de la provincia romana de la Lusitania.
Pero según otro autor clásico, Ptolomeo, Cáparra pasó de los lusitanos a los vetones, y es que se encontraba en el limite o frontera de estos dos pueblos.
En el texto clásico "Itinerario de Antonino" se coloca a la ciudad de Cáparra como mansió de la Ruta de la Plata a 110 millas de Emérita Augusta.

Parece ser que los romanos no fueron los creadores de la ciudad, sino que cuando llegaron a ella ya existía un asentamiento indígena de cierta importancia.
La razón para ubicarse aquí y convertirla en una ciudad fue primero, que era necesaria en esa zona una mansió o lugar de parada en el recorrido de la ruta de la Plata, segundo, que su ubicación era idónea en cuanto a la riqueza agrícola de la vega del Ambroz, tercero, que Roma necesitaba en ciertas zonas un centro administrativo, tributario y de vigilancia, y cuarto, la situación defensiva era buena, y estaba cerca del río.

Cáparra pagaba al imperio un cánon o contribución militar, pero a cambio sus habitantes eran libres y poseían las tierras en propiedad.
Cáparra tenía una superficie de 12 ha., aunque no era demasiado importante, pero junto con Coria y Talavera no había otra entre el Tajo y el Sistema Central.
En el año 74 d.C., Cáparra pasa a ser municipio romano gracias a un edicto del emperador Vespasiano. A partir de este momento la ciudad tiene un importante desarrollo, y es a este momento de esplendor al que corresponde el famoso arco de Cáparra, cuya construcción se atribuye a un individuo: Marcus Fidius Macer, según varias inscripciones aparecidas en el entorno y en el propio arco. Este personaje fue magistrado tres veces, prefecto, jefe del cuerpo de bomberos y Dunvir, que era como el presidente del municipio romano.
Cáparra comenzó su declive y despoblamiento con la invasión musulmana. Lo poco que quedó de la ciudad durante los siguientes siglos desapareció con la guerra de la independencia, Cáparra era entonces conocida como Ventas de Cáparra.

EL ARCO DE CÁPARRA

Se trata de un tetrapylum, que quiere decir cuatro puertas. Estaba situado justo en plena calzada romana de la Vía de la Plata, y en el centro de la ciudad de Cáparra.
Este arco ha suscitado curiosidad entre los estudiosos ya desde el S. XVI, por ser único en su género dentro de la Península Ibérica. Es de planta cuadrada irregular. Sus cimientos están hechos de grandes sillares con terminación almohadillada.
Su estructura consta de zócalo, pilares y arquivolta. Los capiteles terminan en una cornisa sobre la que se alza la arquivolta de la que arranca la bóveda de arista.
Los dos frentes más importantes del arco son los que miran hacia la calzada . En la fachada principal, existen unos podios sobresalientes, que en su día tuvieron inscripciones y estatuas. Todavía puede leerse en latín su inscripción de la derecha, que traducida al castellano, dice: " A Bolosea, hija de Pellius y a fidius, hijo de Macrius. Marcus Fidius Macer, en testamento".
En la actualidad, Cáparra pertenece al Proyecto de rehabilitación integral del Patrimonio Extremeño "Alba Plata", cuyo objetivo es recuperar el camino histórico de la Vía de la Plata, que comunicaba Astorga con Emérita Augusta.
En los entornos de Cáparra se ha ubicado un Centro de Interpretación sobre las ruinas romanas.

 
     
Web desarrrollada por RuralGest -@2006- El mayor número de casa rurales